19 agosto 2012

Mermelada de calabacín


Para acabar los calabacines de la cosecha de mi tío, hice esta mermelada que ya habíamos probado y que nos gustó mucho.

En tostadas untadas con queso fresco o acompañando a alguna carne de cerdo o de caza, sobre lonchas de mojama, sobre bacalao ahumado, o simplemente en tostadas con mantequilla para el desayuno más clásico, esta mermelada está riquísima.

Ingredientes:

500 gramos de calabacín
1/2 limón
350 grs. de azúcar

Lavar el calabacín, cortar las dos puntas y sin pelar, trocearlo en unn bol. Añadir el azúcar y finalmente el limón, pelado a sangre, sin pepitas y troceado.

Dejar macerar unas horas y poner a hervir en una olla, removiendo hasta que tenga la consistencia deseada. Se puede triturar, aunque a mí me gusta que se vean los trocitos.

7 comentarios:

  1. Aquesta melmelada és realment bona!, i és que amb el carbassó es poden fer tantes coses bones!, Una abraçada, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Carai, Marylou, quantes possibilitats per aprofitar la melmelada de carbassó! Jo l'he provat de fer, també, però me l'acabo menjant sola a cullerades de bona que és ... he he. Petonet!

    ResponderEliminar
  3. estic tant contenta! la melmelada de carbassó és un èxit, com totes les de verdures!

    ResponderEliminar
  4. Este año no la he preparado pero la verdad es que está riquísima.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. No l'he tastada mai, i m'encurioseix!
    petonets

    ResponderEliminar

Blog Widget by LinkWithin

En aquest blog trobaràs:

Cuina senzilla, fàcil, bona i sana.


  © Template Lar Doce Lar por Emporium Digital Graphics Jenny's Grandchild and Irene's Corner

TOPO